Abr 29
Tableta digitalizadora de firmas

Tableta digitalizadora de firmas

Hoy, en uno de mis viajes esporádicos a la sucursal bancaria a la que llevo acudiendo casi 10 años he visto de nuevo una de esas maravillosas tabletas digitalizadoras de firmas. No he podido evitar esbozar una sonrisa, sacarle una foto y dejar intrigado al cajero de Novagalicia Banco que me estaba atendiendo. En más de una ocasión he comentado incluso a Jose María, uno de los trabajadores de dicha sucursal, que ese registro de firmas legalmente no sirve de nada.  La verdad es que no podía evitar imaginarme en el tribunal, respondiendo las preguntas de un juez o un abogado sobre dicho terminal, sería algo parecido a esto:

  • – ¿Es una tableta digitalizadora de firma electrónica?
    Yo- No, en ningún caso.
  • ¿Pero este dispositivo no registra la firma del individuo que sobre ella la escribe?
    Yo- Si, efectivamente este tipo de tabletas registran el trazo de una firma, pero no electrónica sino de una firma clásica y la almacenan de forma digital, Al igual que una cámara de fotos captura una perspectiva de un paisaje, pero no por ello almacena un paisaje digital.
  • Explique pues las diferencias entre una firma digitalizada y una firma digital para aquellos no expertos en la materia.
    Yo- Las diferencias son varias:

    • Un sistema de firma electrónica se puede asociar a un sistema de criptografía donde siempre se identifica al emisor de la firma y es él, y solo él, el único capaz de emitir un documento formado por él. El resultado de una firma electrónica es una serie de caracteres alfanuméricos que identifican el quién y el cuando se firmó el documento y si este fue alterado en algún momento.  Por contra una firma manuscrita digitalizada es simplemente un registro del trazo de una firma manuscrita que no identifica ni el quién ni el cuándo realizó dicha firma.
    • Una firma electrónica no puede ser reproducida en múltiples documentos por terceros, solo el propietario de la firma, puede firmar los documentos que el desee uno por uno. Por contra una firma digitalizada puede reproducirse cuantas veces se desee en múltiples documentos en los cuales el interesado no tiene conocimiento.
  • ¿Por qué una firma digitalizada no identifica al firmante?
    Yo- Una firma digitalizada puede obtenerse lícitamente  del solicitante por un motivo y luego clonase en todos los documentos que se desee sin el conocimiento del firmante. También puede obtenerse a partir de cualquier documento firmado físicamente por el interesado y luego reproducirse en infinidad de documentos. Por ello no garantiza que el interesado haya firmado dicho documento.

Probablemente a estas preguntas les seguirían muchas otras, pero a efectos prácticos una firma digitalizada es:

  • Reproducible.
  • Fácilmente falsificable.
  • No establece una marca de tiempo,  “el cuándo se firmo” un documento.
  • No se puede asociar unívocamente a un documento concreto.

Por estos motivos una firma digitalizada, a mi entender, carece de toda validez legal. Pero a un lector crítico le surgirá esta pregunta… Entonces ¿ Por qué se usa por bancos, repartidores y grandes superficies?
La razón es muy sencilla, la firma digitalizada, pese a su nula validez legal, se usa única y exclusivamente por ahorrar costes. Las empresas e instituciones que confían en ella, se ahorran millones al año solo en papel con esta medida. Al no tener que imprimir, custodiar y almacenar las firmas reales de los clientes se ahorran miles de euros en sus cuentas anuales. Por otro lado si tenemos en cuanta que las reclamaciones por esta medida son casi nulas y sobre el cliente el efecto de “Tener que firmar algo” le genera una seguridad que no tiene de otro modo. Si el cliente se fija, por ejemplo en un banco, los documentos delicados (Prestamos, pólizas de crédito….) nunca se firman con este método.

 

Share

2 Responses to “La legalidad de las tabletas digitalizadoras de firmas”

  1. eduardo dice:

    Hola , he llegado a este articulo buscando como implementar en mi empresa una tableta para firmas y me he quedado sorprendido. En primer lugar gracias por la aclaración, pero entonces deben seguir firmando en papel mis clientes el recibi?
    Tiene la firma en papel la misma validez que esta?

    Y por ultimo dado que casi nadie utiliza el DNI electronico para firmas que metodo se podría implementar ?

    Saludos y gracias
    Eduardo

    • Jonathan Gándra Alonso dice:

      Hola Eduardo:
      Efectivamente el papel sigue siendo “único” y la firma en papel tiene toda la validez legal. Por otro lado, a pesar de lo que pueda parecer, el DNI electrónico si que se usa bastante a nivel administrativo. Yo estoy implementando ahora mismo una aplicación que lo usa a la par que el certificado digital.

      Ahora mismo las dos alternativas son claras, o firma clásica o bien firma digital. La firma digital puede ser GNUPG, firma emitida por la fabrica nacional de la moneda y timbre o bien DNI electrónico. Sino no veo más alternativas.

      De todas formas dependiendo del valor de aquello sobre lo que se firme en la tableta, un escaneador de firmas puede ser una buena opción “disuasoria”.

Leave a Reply

preload preload preload